Don Rafael Olivos nace en la Provincia de Curicó, Región del Maule, donde se encuentra el hermoso Valle de Lontué , lugar que por su suelo y clima privilegiado son ideales para el cultivo del Olivo, permitiéndonos producir un Aceite de Oliva Extra Virgen con características excepcionales.

    Con 160 hectáreas de olivos y una almazara capaz de procesar 2.000 kilos por hora, elaboramos un Aceite de Oliva de la más alta pureza y calidad.

    Hemos puesto especial cuidado en contar con la más alta tecnología y un laboratorio de calidad certificado, que nos permite cuidar cada paso en el proceso, pudiendo de esta manera cumplir nuestro gran compromiso:
    Hacer el mejor Aceite de Oliva del Mundo.

    Todo nuestro esfuerzo y pasión estarán siempre enfocados en obtener la máxima calidad, la innovación constante, la creación de nuevos productos, para así satisfacer a nuestro mercado Gourmet.